Portada‎ > ‎

Noticies


Pero, ¿cuántos tiempos hay?

publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el ]

Averiguar qué hora es no tiene complicación en la vida cotidiana. Miras un reloj y asumes que el reloj de todos los demás en tu zona horaria tiene la misma lectura. Y es así. Para los astrónomos, sin embargo, el tiempo en el cielo puede ser bastante más complejo. La razón es que nuestras unidades de medida del tiempo —el día, y sus subdivisiones de hora, minuto y segundo— se basan en fenómenos astronómicos. Fenómenos que a su vez son bastante complejos.

La mayoría de estas complicaciones se han eliminado de nuestro sistema de tiempo civil cotidiano mediante leyes. El resultado es un sistema de medida de tiempos simple y fácil de usar que sirve bien a la sociedad, siempre y cuando nadie mire demasiado al cielo... Si este es el caso, será mejor recordar un breve resumen de los sistemas de tiempo que todo aficionado bien informado debe conocer.


Tiempo aparente local (LAT)

También llamado tiempo solar aparente o tiempo de reloj solar, es lo que se usaba cuando era el Sol quien señalaba la hora. El mediodía era lo que la mayoría de la gente todavía piensa que es mediodía: cuando el Sol cruza el meridiano, cuando el Sol está hacia el sur (para personas en latitudes del norte), en su punto más alto del día, y a medio camino entre el amanecer y el atardecer. La propia palabra meridiano proviene del latín que significa «mediodía».

Pero cuando se inventaron relojes razonablemente precisos, los cronometradores más cuidadosos notaron que algo andaba mal con el tiempo solar. Dependiendo de la temporada, unas veces el Sol se adelanta hasta 16 minutos en sus viajes diarios por el cielo, y otras se retrasa hasta 14 minutos, todo esto debido a la inclinación del eje de rotación y a la elipticidad de la órbita de la Tierra alrededor del Sol.

Para solventar este problema, se inventó un nuevo sistema de tiempo:

Tiempo medio local (LMT)

Los astrónomos imaginaron un Sol ficticio viajando a lo largo del ecuador celeste, por el mismo camino que el Sol real pero a una velocidad uniforme, con la media de la ascensión recta del Sol real, y cruzando el meridiano cada 24 horas. El tiempo que el Sol real se rezaga o se adelanta al Sol promedio se denomina ecuación de tiempo. Su valor para cualquier fecha se puede buscar en un almanaque.

Pero este ajuste no fue suficiente. Un problema aún peor es el hecho de que la Tierra es redonda.

Tiempo estándar

Como vivimos sobre una esfera, lo que uno ve en el cielo sobre su cabeza difiere de lo que pueda ver otra persona un poco más lejos. Cuando el Sol u otro astro cruce el meridiano para nosotros, aún no lo hará para alguien situado al oeste, mientras que ya lo habrá cruzado para alguien situado hacia el este.

A 40° de latitud (norte o sur), la diferencia es de un minuto por cada 21 kilómetros al este o al oeste. Es decir, en Barcelona el mediodía llega un minuto más tarde que en Mataró. Esta es la razón por la cual el Tiempo Medio Local... es local. Depende de tu ubicación.

Esto no importaba demasiado cuando los viajes eran lentos, pero se convirtió en un verdadero problema con la llegada de telégrafos y ferrocarriles en el siglo XIX. Porque, ¿cómo se puede tomar un tren cuando cada ciudad y cada compañía de ferrocarriles tienen un horario diferente?

Para solucionar este problema, en 1883 el territorio de los Estados Unidos se dividió en husos o zonas horarias estándar, y pronto les siguió el resto del mundo. En cada zona, todos los relojes están configurados en el tiempo medio local de su longitud estándar. La hora estándar fue un gran avance para la sociedad. Pero no para los astrónomos. Los planisferios funcionan en Tiempo medio local (LMT). Lo mismo ocurre con todos los mapas del cielo que muestran horizontes, y cualquier otro mapa, dispositivo o cálculo que muestre objetos astronómicos con respecto a su horizonte, cenit o meridiano sin tener en cuenta su longitud local explícitamente.

Afortunadamente, corregir LMT es simple. Por cada 1° al oeste de la longitud estándar de la zona horaria, se agregan 4 minutos a LMT para obtener el tiempo estándar. Por cada 1 ° al este, se restan 4 minutos.

Para asegurarse de no hacerlo al revés, se usa la fórmula:

Tiempo estándar = LMT + Corrección

donde la corrección es positiva al oeste del meridiano de la zona horaria, y negativo al este. En Mataró, a 2,45º longitud Este, la corrección será de -9,8 minutos. Es decir, el retraso en el paso de un astro por el meridiano de Castellón de la Plana es de casi diez minutos respecto a Mataró, y de más de 13 minutos respecto a Cap de Creus, el punto más oriental de la España peninsular.

Ah, para obtener el horario de verano, solo hay que añadir una hora completa a la hora estándar.

Tiempo universal (UT)

La hora estándar (y su variante de horario de verano) funciona bien dentro de una zona horaria determinada. Pero cuando se aplica un tiempo en todo el mundo, como en un almanaque astronómico, ¿qué zona horaria debería ser favorecida?

Aunque Francia se resistió a abandonar París como origen de longitudes hasta bien entrado el siglo XX, la longitud 0º que se acordó en 1884 se definió como la de una línea grabada en una placa de bronce en el suelo debajo de un telescopio para cronometrar tránsitos en el Old Royal Observatory en Greenwich, Inglaterra. Por eso, UT a menudo se llama Greenwich Mean Time (GMT).

Sin embargo, los turistas que visitan el observatorio se sorprenden al comprobar que sus dispositivos móviles de navegación les indican que el meridiano 0 se encuentra en realidad a 102 metros de distancia. El motivo es que el meridiano local se determinó originalmente usando un nivel de mercurio distorsionado por irregularidades en el campo gravitatorio local que solo se evidenciaron al entrar en servicio los modernos sistemas de posicionamiento global por satélite, inmunes a estos efectos.

De la isla de Hierro a Greenwich

En 1767 los españoles no usaban Greenwich como primer meridiano... Claro que no... Primero fue el de la isla de Hierro, pero luego cada país terminó usando el suyo. No se unificó en torno a Greenwich hasta 1884. Por eso la carta de Urrutia, impresa en 1751, trae cuatro escalas de longitud diferentes: París, Tenerife, Cádiz y Cartagena.

La carta esférica
Arturo Pérez Reverte


UT establece un sistema de 24 horas en el que al mediodía se le llama 12:00 y a medianoche, 0:00.

Tiempo de Efemérides (ET), Tiempo dinámico (TDT), Tiempo terrestre (TT)

Una vez acordado un sistema mundial de zonas horarias, con UT encabezando orgullosamente la lista, todo debería haber quedado resuelto para siempre. Pero no iba a ser así. Los astrónomos que trabajaban en la dinámica del sistema solar notaron algo muy perturbador. El día varía en duración.

La rotación de la Tierra se ralentiza y se acelera en pequeñas cantidades de manera impredecible, mientras se experimenta una tendencia a la desaceleración leve pero a muy largo plazo. La desaceleración gradual es causada por la fricción de las mareas provocadas por la Luna y el Sol. También movimientos de material en el interior fluido de la Tierra provocan cambios lentos e irregulares en la duración del día, mientras que incluso los vientos y los desplazamientos de masas de aire y nieve y otros factores causan variaciones a corto plazo.

Ante este problema, los astrónomos en 1952 instituyeron el Tiempo de Efemérides (ET), que en 1984 fue reemplazado por el Tiempo Dinámico Terrestre (TDT) muy similar, que en 1991 pasó a llamarse Tiempo Terrestre (TT). Este sistema de tiempo funciona a la perfección sin importar la rotación de la Tierra, casi como si la Tierra no existiera, usando inicialmente sistemas como la longitud solar y luego relojes atómicos. Se usa para la mayoría de los cálculos celestiales y predicciones de almanaque (efemérides), especialmente los que tienen que ver con los movimientos de la Luna, los planetas y otros cuerpos del sistema solar en el espacio. TT coincidió con UT alrededor de 1902. Desde entonces, UT se ha alejado gradualmente de él, por lo que a partir de 2009, UT se queda atrás en unos 66 segundos.

Si encuentras un tiempo dado en TT o «Tiempo dinámico», y la precisión de un minuto te importa, necesitas saber la diferencia de UT. Los almanaques enumeran esta diferencia, que se conoce como Delta T. Usa la fórmula UT = TT - Delta T. Es imposible pronosticar Delta T con precisión porque la tasa de rotación intermitente de la Tierra es demasiado impredecible, pero existen múltiples aproximaciones para el cálculo de efemérides en grandes espacios de tiempo en el pasado y el futuro. El programa gratuito Stellarium, por ejemplo, permite escoger entre una decena de ellos.

Y no fue este el final de la historia. Problemas más sutiles siguieron apareciendo. Para manejar los efectos leves de distorsión del tiempo debidos a la teoría de la relatividad general de Einstein, en 1976 se introdujo el Tiempo Dinámico Baricéntrico (TDB), ampliamente reemplazado en 1991 por el Tiempo Coordinado Geocéntrico (TCG) y el Tiempo Coordinado Baricéntrico (TCB); este último se refiere al centro de masa del sistema solar en lugar del de la Tierra. Se usan solo en vuelos espaciales, por lo que los aficionados pueden normalmente ignorarlos.

Tiempo Universal Coordinado (UTC)

La civilización en general, no solo los astrónomos, necesita un sistema de tiempo estable y que funcione sin problemas, como el Tiempo terrestre. Pero la humanidad también está ligada al ciclo natural del día. Es decir, al movimiento del Sol aunque sea variable. ¿Qué hacer?

Parte de la solución ha sido redefinir la unidad de tiempo básica, el segundo. Un segundo ya no es exactamente 1/86.400 de un día solar medio. Desde 1967, el segundo se ha definido como cuánto tardan los átomos de cesio-133 en emitir 9.192.631.770 ciclos de cierta radiación de microondas en un reloj atómico.

Con el segundo ya no se define astronómicamente, la Tierra puede girar a su antojo sin alterar los relojes del mundo. Pero hay un precio a pagar. Un día ya no tiene 24 horas. En la actualidad hay alrededor de 24,0000003 horas en un día normal...

Para mantener nuestros relojes sincronizados con el giro de la Tierra, se inserta un segundo intercalar en el Tiempo Universal cuando sea necesario, aproximadamente una vez al año en promedio. Se puede agregar un segundo intercalar al final del 30 de junio o el 31 de diciembre UT, dando al último minuto del día elegido 61 segundos.

El resultado es Tiempo Universal Coordinado o UTC, el sistema por el cual se configuran todos los relojes del mundo. UTC es la base para todas las transmisiones de radio con señal de tiempo y otros servicios de tiempo. En círculos no astronómicos, a veces se denomina hora mundial, hora Z, Zulú o incluso Tiempo medio de Greenwich (GMT).

Pero los ocasionales saltos de segundo en UTC no llegan a afectar, por supuesto, a la Tierra, los planetas y las estrellas. Las predicciones de almanaque dadas en UT se encuentran en realidad en un sistema conocido como UT1, que siempre está dentro de 0,9 segundos de UTC. Por lo tanto, al especificar UT para una precisión superior a un segundo, debes indicar si te refieres a UTC o UT1 a menos que esto sea obvio por el contexto, como si la hora provine de la señal de una estación de radio.

«Tiempo medio de Greenwich» solía significar UT1, hasta que su significado popular se desplazó para significar UTC en su lugar. Sumándose a la confusión, en sus orígenes, GMT comenzaba el día al mediodía, no a la medianoche. Por todo ello, los astrónomos intentan evitar el término Tiempo medio de Greenwich por completo.

Tiempo sidéreo

Es simplemente la ascensión recta de las estrellas en su meridiano local en cualquier momento. El tiempo sideral es aproximadamente 4 minutos al día más rápido que todos los sistemas de tiempo descritos anteriormente.

Un viejo truco para que un reloj normal dé el tiempo sidéreo local es ajustarlo para que funcione 4 minutos al día más rápidamente, y así poder calcular qué constelaciones hay en el meridiano y qué cartas estelares usar. 

Por ejemplo, si el reloj marca las 5:30., en el meridiano tendremos Ascensión recta 5h 30m, y allí encontraremos a Orión.


Adaptación del artículo Time in the sky and the amateur astronomer, de Alan MacRobert para la revista Sky & Telescope, 2006.

El cel en tres minuts: Agost 2018

6 d’ag. 2018, 13:58 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 11 d’ag. 2018, 8:50 ]

Una breve historia de las Perseidas

Las Perseidas son también conocidas en los países de tradición católica con el nombre de lágrimas de San Lorenzo porque el 10 de agosto se celebra su santoral. En la Edad Media y el Renacimiento las Perseidas tenían lugar la noche en que se le recordaba, de tal manera que se asociaron con las lágrimas que vertió san Lorenzo al ser quemado en una parrilla.


Martirio de San Lorenzo. 
Jacobello del Fiore, 1425.
El registro más antiguo de su actividad aparece en los anales chinos, donde se dice que en el año 36 dC "más de 100 meteoros volaron hacia allí en la mañana". Numerosas referencias aparecen en registros chinos, japoneses y coreanos a lo largo de los siglos VIII, IX, XI y XI, pero solo se encuentran referencias esporádicas entre los siglos XII y XIX.
El reconocimiento por el descubrimiento de la aparición anual de la lluvia se atribuye a Quételet, que en 1835 informó de una lluvia de meteoritos que se repetía en agosto y que parecía emanar de la constelación de Perseo. El primer observador que cuantificó esta lluvia fue Eduard Heis, calculando una tasa máxima de 160 meteoros por hora en 1839. Las observaciones de Heis y otros observadores en todo el mundo continuaron casi anualmente a partir de entonces, con tasas máximas típicas cayendo entre 37 y 88 por hora hasta 1858. Curiosamente, las tasas aumentaron a entre 78 y 102 en 1861, de acuerdo con las estimaciones de cuatro observadores diferentes, y, en 1863, tres observadores informaron tasas de 109 a 215 por hora. Aunque las tasas todavía eran algo altas en 1864, las tasas "normales" en general persistieron durante el resto del siglo XIX. Los cálculos de la órbita de las Perseidas entre 1864 y 1866 por Giovanni Virginio Schiaparelli (1835-1910) revelaron una gran semejanza con el cometa periódico Swift-Tuttle (1862 III). Esta fue la primera vez que una lluvia de meteoritos se identificó positivamente con un cometa y parece seguro especular que las altas tasas de las Perseidas de 1861-1863 se debieron directamente a la aparición de Swift-Tuttle, que tiene un período de aproximadamente 120 años. Los múltiples retornos del cometa serían responsables de la distribución de los meteoros a lo largo de la órbita, pero los meteoros deberían ser más densos en la región más cercana al cometa, de modo que la actividad de los meteoritos debería aumentar cuando el cometa se encuentre cerca del perihelio, como se ha demostrado con las Bootidas de junio, las Dracónidas y las Leonidas.
A medida que comenzó el siglo XX, las tasas horarias anuales máximas de las Perseidas parecían estar disminuyendo. Aunque las tasas estuvieron por encima de la tasa promedio derivada de Denning de 50 por hora durante cinco años entre 1901 y 1910, la tasa observada en 1911 fue de solo 4 y 12 para 1912, aunque parecieron regresar a "normal" en los años siguientes. Muy inesperadamente, la lluvia explotó repentinamente en 1920, cuando las tasas se estimaron en hasta 200 por hora. ¡Algo extremadamente inusual ya el cometa principal se estaba acercando al afelio! Aunque durante la década de 1920 ocurrieron algunos años más débiles de lo normal, las Perseidas recuperaron su consistencia a partir de entonces y, a excepción de las tasas anormalmente altas de 160 y 189 durante 1931 y 1945, respectivamente, no se observó nada inusual hasta 1960.
Durante 1973, Brian G. Marsden predijo que el cometa Swift-Tuttle llegaría al perihelio el 16 de septiembre de 1981 (+/- 1,0 años). Esto generó inmediatamente excitación entre los observadores de meteoros a medida que se desarrollaba el potencial de actividad mejorada. Esta emoción parece haber sido completamente justificada, ya que la tasa promedio de 65 por hora durante 1966-1975 de repente saltó a más de 90 por hora durante 1976-1983 , con el máximo de 187 en el último año.
Aunque los observadores de meteoros parecían contentos con sus observaciones de la actividad mejorada de Swift-Tuttle, los observadores de cometas se mostraron menos entusiastas ya que el cometa nunca se recuperó. Desde el pico de 1983, las tasas por hora para las Perseidas disminuyeron. Con la luna llena ocurriendo justo un día antes del máximo en 1984, la Sociedad de Meteoros holandesa todavía informó tasas inesperadamente altas de 60 meteoros por hora. En 1985, las tasas reportadas generalmente cayeron entre 40 y 60 meteoros por hora en cielos oscuros, y los resultados fueron generalmente los mismos en 1986. A principios de la década de 1990, Marsden publicó una nueva predicción. Si P/Swift-Tuttle era en realidad el mismo cometa visto por Kegler en 1737, entonces el cometa podría pasar el perihelio durante diciembre de 1992. El cometa fue recuperado a fines del verano de 1992. Aunque no fue una de las apariciones más espectaculares, el cometa fue bien observado. Pero los observadores de meteoritos esperaban la exhibición de las Perseidas de 1993. Las predicciones indicaron que Europa era el lugar ideal durante el máximo. Los observadores de todo el mundo acudieron al centro de Europa y se encontraron con tasas horarias de 200 a 500. Se volvieron a observar tasas altas durante 1994, aunque ya con el pico que ocurre en los Estados Unidos.
Desde la década de 1860 en adelante, los estudios de las Perseidas comenzaron a incluir los caminos de los meteoros en mapas estelares para derivar los puntos desde los cuales los meteoros parecían estar irradiando. El observador más prolífico de esta corriente fue William F. Denning, quien, entre 1869 y 1898, observó 2.409 Perseidas y se convirtió en la primera persona en derivar una efemérides diaria del movimiento del radiante, oscilando entre los 27,1 grados de ascension recta y 53,2 de declinación el 27 de julio hasta los 52,9 grados de ascensión recta y 58,0 grados de declinación el 16 de agosto.
















Material de Gary W. Kronk.

Cómo ver las perseidas desde Mataró


Clic para ampliar. Stellarium.
Las Perseidas son generalmente visibles entre el 23 de julio y el 22 de agosto. El máximo ocurre durante el 12 o el 13 de agosto (Longitud solar = 139 grados), con el radiante en RA = 48 grados, DECL = + 57 grados.

La tasa horaria generalmente alcanza 80, aunque algunos años han sido tan bajos como 4 y tan altos como 200. Los meteoros tienden a ser muy rápidos, con una magnitud promedio de 2,3 y aproximadamente 45% dejan a su paso una estela persistente. El radiante avanza a razón de 1,40 grados/día en RA y 0,25 grados/día en DECL.

Aunque se espera sean visibles alrededor de 80 meteoros por hora (ZHR) con un cielo oscuro y un radiante sobre la cabeza, desde Mataró es probable que solo sean visibles alrededor de 31, ya que el radiante estará bajo en el cielo, a unos 23° por encima del horizonte noreste a la medianoche, entre Casiopea y Perseo, reduciendo la posibilidad de verlos. Para ver más es mejor no mirar directamente al radiante, sino a cualquier parche oscuro del cielo que esté a unos 30-40 ° de distancia. Alrededor de esta distancia del radiante los meteoros mostrarán senderos razonablemente largos sin estar demasiado dispersos.La Luna tendrá 2 días de edad en el momento de máxima actividad, presentando una interferencia mínima.

🌗 Sábado, 4
Luna en cuarto menguante. La Tierra alcanza su afelio, el punto más alejado del Sol.

🌑 Sábado, 12
Luna nueva en el perigeo.

Lunes 13✦✦✧
Máxima actividad de la luvia de estrellas fugaces de las Perseidas, con algunos meteoros visibles cada noche del 23 de julio al 20 de agosto. El cuerpo progenitor es el cometa 109P/Swift-Tuttle. Son meteoros de velocidad alta (59 km/s) que radian de la constelación de Perseo. Su período de actividad es largo y se extiende entre el 16 de julio y el 24 de agosto. Su máximo es entre el 11 y el 13 de agosto con tasa horaria zenital (THZ) 100, lo que le convierte en la tercera lluvia del año (después de las cuadrántidas y las gemínidas), aunque las perséidas son las más populares por ser visibles desde el hemisferio norte durante el verano.

Viernes, 17
Venus en su elongación este máxima, vespertino. Conjunción y aproximación de la Luna y Júpiter.

🌓 Sábado, 18
Luna en cuarto creciente.

Martes, 21
Conjunción y aproximación de la Luna y Saturno.

Jueves, 23
Conjunción de la Luna y Marte.

🌕 Domingo, 26 ✦✦✦
Luna llena.

Nada más por ahora. ¡Hasta el mes próximo!

Mapas del cielo

Pulsando en los enlaces podéis abrir una nueva ventana mostrando un mapa detallado del cielo del mes que incluye una lista de objetos destacables. También están disponibles mapas del cielo en este momento generados externamente por diversos servicios.


Si necesiteu més informació, per a compilar aquesta secció em fet servir CalSky; Mobile Observatory; www.heavens-above.com; in-the-sky.org i el programa Stellarium, entre d'altres.
Els caràcters de la lluna ha estat extrets de www.fileformat.info.

Feu els vostres comentaris o suggeriments a info@cosmosmataro.org.

Viu el Cosmos: Atrapa un neutrí!

18 de jul. 2018, 8:25 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 22 de jul. 2018, 1:06 per Cosmos Mataró ]

Viu el Cosmos! el vostre espai astronòmic a la ràdio, us convida a parlar de l'actualitat del cel, repassant les principals efemèrides i activitats a casa nostra de la ma d'en Carles Paul i Diego Rodríguez.

A aquest darrer programa de la temporada 2017/2018 parlem dels neutrins, les partícules més autistes de l'univers, els petits neutrons sense càrrega elèctrica ni color, encara que amb una mica de massa i molt de sabor... si ets capaç de trobar-los!

Com sempre, atendrem les vostres trucades en directe, donarem un repàs a les principals efemèrides visibles des de casa nostra i us contarem quines activitats tenim a l'agenda per a les properes setmanes.

Viu el cosmos amb Cosmos Mataró!

Fitxa d'activitat

Viu el Cosmos! a Mataró Ràdio
Presenta Maria Lluïsa Aranaz
amb Carles Paul i Diego Rodríguez
Dirigit per Diego Rodríguez
Produït per Carme Ruiz León

Programació: un dijous al mes, les 9:30 hores a la freqüència 89,3 FM, per internet o al TDT.
Properes emissions: Dijous, 19 de juliol del 2018

Telèfon de participació en directe: +34 93 6931334
info@cosmosmataro.org

Cosmos, grup d'astronomia de Mataró
Amb el suport de Mataró Ràdio

Les Santes 2018: Quan la Lluna s'esvaeix...

8 de jul. 2018, 2:00 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 8 de jul. 2018, 2:35 ]

La Festa Major de Mataró s'engalana aquest any amb un doble fenomen astronòmic: un espectacular eclipsi total de Lluna que, en enfosquir-se per l'ombra de la Terra, ens permetrà gaudir del planeta Mart en una de les seves majors aproximacions dels últims anys. I tot això, entre focs artificials!

La nit del divendres, 27 de juliol, la Lluna sortirà plena, encara que una mica més petita del que és habitual degut a que es troba en el punt més allunyat de la seva òrbita al voltant de la Terra, a l' apogeu.
Però sense dubte, el que ens cridarà més l'atenció es el fet de que sortirà mossegada! Sí, des de Mataró, veurem sortir la Lluna ja parcialment enfosquida, encara que l'eclipsi no serà total fins a les 21 hores, i així romandrà fins a les 23:13 hores. A l'enfosquir-se, veurem refulgir el planeta Mart també en oposició. És a dir, en la mateixa direcció de l'horitzó que la Lluna, completament oposada a la del Sol, però més baix. La Lluna tornarà a resplendir completa a les 01:28 hores de la matinada.

Si voleu més informació d'aquests fenomens, consulteu El cel en tres minuts: Juliol 2018 i MARS ATTACKS! ☍.
 

No t'ho perdis i vine a gaudir amb nosaltres d'una observació gratuïta i oberta a tothom des de la Plaça de Can Xammar, en ple centre de Mataró.


Hi podeu consultar les nostres properes activitats al Calendari

Fitxa d'activitat

Observació publica Les Santes 2018: Quan la Lluna s'esvaeix...
Cosmos, grup d'astronomia de Mataró
Amb el suport de la Direcció de Cultura de l'Ajuntament de Mataró
Carrer d'en Can Xammar, Mataró
info@cosmosmataro.org

Divendres, 27 de juliol del 2018 a partir de les 22:00 hores.

Activitat gratuïta.

Atenció
La activitat es pot cancel•lar degut al mal temps.
Consulteu www.cosmosmataro.org, a @cosmosmataro en Facebook i Twitter o trucant al +34 629751771 per més informació.





Ubicació


MARS ATTACKS! ☍

6 de jul. 2018, 5:53 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 7 de jul. 2018, 9:52 ]

10 mitos (puede que alguno cierto) sobre las oposiciones de Marte y otras curiosidades

1. En una oposición de Marte, la distancia a la Tierra es mínima...

FALSO. En una oposición solo se necesita que Marte y el Sol se encuentren a 180 grados el uno del otro en longitud proyectada sobre el plano de la eclíptica, tomando como origen el punto vernal. Y esto sucede cerca, pero no exactamente, del punto en el que ambos astros se aproximan a la mínima distancia porque sus órbitas ni son circulares ni se encuentran en el mismo plano.

La oposición del 2018, por ejemplo, se produce el 27 de julio a las 05:13 horas UTC, con Marte en longitud eclíptica 304,146 grados, y el Sol a 180 grados. Es decir, a 124,146 grados. Marte se encuentra entonces a una distancia de 0,386 unidades astronómicas. Pero esta no es la distancia mínima, que se produce el 31 de julio a las 7:50 UTC, con Marte a solo 0,385 unidades astronómicas.

2. La Tierra siempre se interpone...

FALSO. Marte gira en torno al Sol en un plano inclinado en 1,85 grados, por lo que la Tierra solo podría eclipsarlo si la oposición se produce además en uno de sus nodos, donde ambos planos se cruzan. Pero incluso así, un tránsito de la Tierra desde Marte equivale aproximadamente a un tránsito de Venus desde la Tierra. El único objeto capaz de producir eclipses anulares en Marte es su satélite Phobos.

En la oposición del 27 de julio del 2018, por ejemplo, el diámetro angular del Sol visto desde Marte es de 1370 arcosegundos. Y el de la Tierra, 45 arcosegundos, apenas un 3 por ciento del diámetro solar. Pero además Marte está ese día muy por debajo del plano eclíptico. Un observador en Marte verá en realidad a la Tierra por encima del Sol al mediodía, ¡si no le deslumbrara el resplandor!

3. Todas son iguales...

FALSO. Cada vez que Marte se ve superado por la Tierra, lo hace en una posición más avanzada en su órbita. Las posiciones más favorables para el adelantamiento son las que coinciden con su perihelio. Por eso, se las llama oposiciones perihélicas. A tres de estas oposiciones las suceden otras cuatro afélicas, y al conjunto de estas oposiciones se les llama los siete periodos sinódicos de Marte, y sus fechas se repiten con sólo 4 o 5 días de diferencia cada 79 años y, con pocas horas, cada 284 años.

La oposición del 2018 se produce a 31,1º del perihelio, así que se considera perihélica, con un disco de un tamaño aparente del 94% del máximo teórico, un poco inferior a la famosa oposición del 28 de agosto del 2003, en la que la distancia se redujo a un mínimo de miles de años.

Según Jacques Laskar, del observatorio de Paris, la distancia mínima entre las órbitas de la Tierra y Marte se ha reducido en los últimos milenios, y volverá a aumentar. Pero esta distancia mínima coincide solo aproximadamente con las oposiciones. La característica principal de la oposición del 2003 es que coincidió bastante con la distancia mínima, algo que solo ocurre cada 79 o 284 años. Ya hubo otra buena aproximación hace 79 años, en agosto de 1924, pero como la distancia mínima entre las órbitas de la Tierra y Marte era entonces más grande, este mínimo fue mayor que el mínimo del 2003. Para encontrar una distancia equivalente a la del 2003, habría que retroceder cuando la excentricidad de Marte era más grande, 59.618 años atrás. En el próximo milenio, a medida que disminuya la distancia mínima entre las órbitas de la Tierra y Marte, habrán muchas oposiciones con una distancia Tierra-Marte más cercana que la del 27 de agosto, aunque la primera tendrá lugar en 284 años.

4. Se producen cada 780 días...

CASI, PERO NO. Ambos planetas aceleran al aproximarse al sol y frenan al alejarse. Aunque en promedio las oposiciones se producen cada 779,96 días —el llamado periodo sinódico—, en la práctica invierten entre 764 y 810 días en sucederse.

La oposición de 2018 se produce 775 días tras la última del 2016, y habrá que esperar 809 días para la siguiente del 2020.

La siguiente tabla muestra las fechas de oposición, así como la distancia y fecha de máximo acercamiento, siempre inferior a la distancia en oposición.


5. No se diferencian de las de los demás planetas...

FALSO. La distancia a Marte es la que mayor variación sufre en el sistema solar, en términos relativos. Y no solo por su proximidad a la Tierra, sino también por lo elíptico de su órbita. Marte tiene la segunda órbita más elíptica en el sistema solar. Su distancia al Sol varía entre 1,38 y 1,67 AU. Como se ve desde la Tierra, la variación en la distancia entre Marte y el Sol aparece exagerada por el hecho de que la Tierra permanece a una distancia casi constante del Sol, no muy lejos. La órbita elíptica de Marte da lugar a un cambio relativo mucho mayor en su distancia a la Tierra que en su distancia relativa a Sol.

El gráfico muestra las oposiciones y la distancia a la que se producen. Las distancias en las oposiciones varían entre 0,3728 UA (unos 55,7 millones de kms) en el perihelio y 0,6780 UA (101.4 millones de kms) en el afelio. Es la mayor variación de entre todos los planetas del sistema solar. Eso implica una caída de brillo de cinco veces, pasando de una magnitud aparente de -2,9 a -1,2.

6. Su único efecto es que Marte se ve más grande...

FALSO. En una oposición, la Tierra adelanta a Marte. Es decir, en las semanas previas vemos Marte frenar en su movimiento hacia el este, detenerse y retroceder durante algunas semanas hacia el oeste para luego recuperar su movimiento en sentido directo. La duración de estos movimientos varía con cada oposición porque depende de la velocidad relativa en sus órbitas de la Tierra y sobre todo de Marte, que es la que mayor variación sufre a lo largo de su órbita por la mayor excentricidad de la órbita marciana.

En la oposición del 2018, Marte se encuentra aun retrocediendo hasta Sagitario, al que no termina de llegar al detenerse completamente a finales de agosto para retomar su ruta hacia el este.

7. Muestran siempre el mismo hemisferio de Marte...

FALSO. La Tierra y Marte no giran en el mismo plano. A veces, vemos Marte desde abajo, y a veces, desde arriba. Y a veces con su hemisferio norte en invierno, y a veces con su hemisferio norte en verano. Las estaciones marcianas se extienden a lo largo de 684 días terrestres, con longitudes distintas para cada estación. En un año sinódico, por lo tanto entran 1,14 años marcianos. Cada vez que Marte se aproxima, lo hace mostrando una estación ligeramente distinta y desde un ángulo distinto, porque el cambio estacional es fruto también de un cambio en la perspectiva del eje de rotación marciano, inclinado como el terrestre.

En la oposición del 2018, Marte se aproxima a su perihelio, así que su hemisferio norte se encuentra en otoño, acercándose al invierno… Con la Terra por encima y su hemisferio norte apuntando en dirección contraria, hacia el Sol.

8. No importa la posición del observador en la Tierra...

FALSO. Tu latitud cuenta. Si la oposición se produce cerca del solsticio boreal, Marte aparecerá más bajo en el horizonte para los observadores del hemisferio norte, dificultando su observación.

En la oposición del 2018, Marte se encuentra a una declinación de -25 grados. Eso significa que los observadores del hemisferio norte verán Marte muy bajo en el horizonte. Desde Mataró, a 41 grados de latitud Norte, por ejemplo, Marte solo se elevará  un máximo de 41 – 25 = 16 grados a su paso por el meridiano.

9. Marcan el mejor momento para lanzar una nave espacial...

FALSO. Una trayectoria óptima de transferencia a Marte se inicia cada periodo sinódico, 780 días en promedio, a nueve meses de la fecha de llegada, y utilizando un único impulso instantáneo. En la práctica, las naves espaciales no disponen de motores tan potentes, por lo que siguen trayectorias llamadas bielipticas, con impulsos de menor fuerza pero mayor duración.

Por ejemplo, la nave Insight fue lanzada el 5 de mayo del 2018 para alcanzar Marte el 26 de noviembre, casi siete meses después. La oposición de Marte la encontrará en pleno vuelo.

10. ...y el mejor momento para invadir la Tierra.

¡CIERTO! La novela La guerra de los Mundos, de H.G. Wells, publicada en 1898, se inicia con una mirada retrospectiva a la oposición de 1894, cuando una gran luz captada desde la Tierra en la superficie de Marte significa el inicio de la invasión.





El cel en tres minuts: Juliol 2018

2 de jul. 2018, 10:28 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 27 de jul. 2018, 6:37 ]

Este mes de julio viene dominado por una rara coincidencia: un eclipse total de luna el mismo día de la oposición de Marte, y sin olvidar que Júpiter y Saturno se encuentran en condiciones aún más favorables para su observación, un poco más al oeste que Marte, pero altos en el cielo nocturno.

La noche del 27 de julio, disfrutaremos desde Mataró —si las nubes no lo impiden— de un eclipse total de Luna, coincidiendo en el cielo del sudeste con una oposición de Marte. Ambos astros formarán así una triple alineación con la Tierra.
La Luna se encontrará a 11° por encima del horizonte en el punto medio del eclipse. La Luna será totalmente eclipsada desde las 21:30 hasta las 23:13, y habrá un eclipse parcial visible desde las 20:25 hasta las 00:19 (siempre hora local). 
Los eclipses de la luna son fáciles de observar a simple vista. Un par de binoculares modestos ofrecerán una vista magnífica de la superficie de la Luna, pero no son obligatorios. A diferencia de los eclipses solares, los eclipses lunares son completamente seguros sin la necesidad de mirar a través de ningún tipo de filtro. Ocurren cada vez que la Tierra pasa entre la Luna y el Sol, de modo que oscurece la luz del Sol y arroja una sombra sobre la superficie de la Luna. La sombra circular proyectada por la Tierra aparece como una mordida a la Luna durante sus fases parciales. Cuando el disco de la Luna se encuentra totalmente en la sombra, a menudo adquiere un espectacular color marrón rojizo, ya que parte de la luz roja del Sol se dobla alrededor del borde del globo terrestre por su atmósfera.

Secuencia de eventos

El eclipse comenzará a las 19:15, cuando la Luna penetre por primera vez en una región de la sombra de la Tierra llamada penumbra. En esta parte exterior de la sombra de la Tierra, un observador en la Luna vería que el Sol oscurece parcialmente el disco del Sol, pero no lo cubre por completo. Como resultado, el brillo de la Luna comenzará a oscurecerse, ya que está menos iluminado por el Sol, pero permanece iluminado. 
A las 20:25, el borde del disco de la Luna penetra la umbra de la Tierra. Esta es la región del espacio en la que un observador en la superficie de la Luna vería la Tierra oscurecer por completo el disco del Sol, y se vería empujada a la oscuridad. A medida que una fracción creciente de la cara de la Luna se arrastre hacia la umbra de la Tierra, parecerá que tiene una mordida cada vez mayor. Veremos la sombra circular de nuestro planeta barrer la cara de la Luna.
Finalmente, la Luna pasará completamente dentro de la umbra de la Tierra a las 21:30, y comenzará el eclipse total. En este momento, al oscurecerse la Luna, podrá observarse a unos 5 grados al sur el planeta Marte en oposición. Estas condiciones favorables se extenderán hasta que la Luna vuelva a emerger de la sombra de la Tierra, a partir de las 23:14 horas.

Local 
hora

UTC

Evento
19:15 17:15 La luna comienza a entrar en la penumbra de la Tierra.
20:25 18:25 La luna comienza a entrar en la umbra de la Tierra. Comienza el eclipse parcial.
21:16 19:16 Salida de la Luna.
21:30 19:30 Luna completamente dentro de la umbra de la Tierra. Comienza el eclipse total.
22:22 20:22 Punto medio del eclipse.
23:13 21:13 La luna comienza a abandonar la umbra de la Tierra. Termina el eclipse total.
00:19 22:19 Luna completamente fuera de la umbra de la Tierra. Termina el eclipse parcial.
01:28 23:28 La luna sale de la penumbra de la Tierra. Termina el eclipse.
Domingo, 1 ✦✧✧
Aproximación y conjunción de la Luna y Saturno.

🌗 Viernes, 6
Luna en cuarto menguante. La Tierra alcanza su afelio, el punto más alejado del Sol.

Jueves, 12 ✦✧✧
Mercurio en máxima elongación Este.

🌑 Martes, 13
Luna nueva en el perigeo. Lo que sería una superluna nueva, que además produce un eclipse parcial de Sol visible únicamente en la Antártida.

Domingo, 15 ✦✧✧
Conjunción de la luna y Mercurio.

Lunes, 16 ✦✧✧
Conjunción y aproximación de la Luna y Venus.

🌓 Jueves, 19
Luna en cuarto creciente.

Sábado, 21 ✦✧✧
Conjunción y aproximación de la Luna y Júpiter.

Miércoles, 25 ✦✧✧
Conjunción y aproximación de la Luna y Saturno.

🌕 Viernes, 27 ✦✦✦
Luna llena, aunque de un tamaño aparente un poco más pequeño de lo habitual por encontrarse en el punto más alejado de su órbita en torno a la Tierra, en apogeo, que además, la eclipsará completamente. Desde Mataró, la veremos salir al anochecer ya parcialmente oscurecida, aunque el eclipse no será total hasta las 21 horas, y así permanecerá hasta las 23:13 horas. Al oscurecerse, veremos refulgir al planeta Marte también en oposición. Es decir, en la misma dirección del horizonte que la Luna, completamente opuesta a la del Sol, pero más bajo. La luna volverá a resplandecer completa a las 1:28  horas de la madrugada.

Miércoles, 31

Marte en el perigeo, máxima aproximación a la Tierra.


Nada más por ahora, pero recordad: El espectáculo del cielo nunca cierra por fin de temporada. ¡Feliz verano y hasta el mes próximo!

Mapas del cielo

Pulsando en los enlaces podéis abrir una nueva ventana mostrando un mapa detallado del cielo del mes que incluye una lista de objetos destacables. También están disponibles mapas del cielo en este momento generados externamente por diversos servicios.


Si necesiteu més informació, per a compilar aquesta secció em fet servir CalSky; Mobile Observatory; www.heavens-above.com; in-the-sky.org i el programa Stellarium, entre d'altres.
Els caràcters de la lluna ha estat extrets de www.fileformat.info.

Feu els vostres comentaris o suggeriments a info@cosmosmataro.org.

Viu el Cosmos: El solstici, Mart i d'altres andròmines

25 de juny 2018, 14:05 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 25 de juny 2018, 21:15 ]

Viu el Cosmos! el vostre espai astronòmic a la ràdio, us convida a parlar de l'actualitat del cel, repassant les principals efemèrides i activitats a casa nostra de la ma d'en Carles Paul i Diego Rodríguez.

Aquest mes parlem del solstici d'estiu, els robots a Mart i els viatges espacials intergeneracionals!

Com sempre, atendrem les vostres trucades en directe, donarem un repàs a les principals efemèrides visibles des de casa nostra i us contarem quines activitats tenim a l'agenda per a les properes setmanes.

Viu el cosmos amb Cosmos Mataró!

Fitxa d'activitat

Viu el Cosmos! a Mataró Ràdio
Presenta Maria Lluïsa Aranaz
amb Carles Paul i Diego Rodríguez
Dirigit per Diego Rodríguez
Produït per Carme Ruiz León

Programació: un dijous al mes, les 9:30 hores a la freqüència 89,3 FM, per internet o al TDT.
Properes emissions: Dijous, 21 de juny i 19 de juliol del 2018

Telèfon de participació en directe: +34 93 6931334
info@cosmosmataro.org

Cosmos, grup d'astronomia de Mataró
Amb el suport de Mataró Ràdio

Plantada de telescopis a Hortsavinyà 2018

16 de juny 2018, 3:47 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 24 de jul. 2018, 5:55 ]

El dissabte 30 de juny del 2018 tindrà lloc a partir de les 20:00 hores una nova plantada de telescopis al Parc del Montnegre i el Corredor, organitzada pels amics de Castor, CERCLE ASTRONÒMIC DE LA TORDERA, a la Plaça de l'escola d'Hortsavinyà.  

Hi haurà una petita presentació prèvia al Centre d'informació.

Per saber més, truqueu al +34 649 859 492 o envieu un correu a castor.geminis@gmail.com.



Com accedir





Fitxa d'activitat

Plantada de telescopis a Hortsavinyà
organitza
Cercle astronòmic de la Tordera
amb el suport de
Cosmos, Grup d'Astronomia de Mataró
Veinat de Hortsavinya, Tordera
Lat 41.668188 Lon 2.628622
Telèfon: +34 649859492
Dissabte, 30 de juny del 2018, 20:00 hores

Activitat gratuïta.

El cel en tres minuts: Juny 2018

3 de juny 2018, 1:13 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 3 de juny 2018, 10:00 ]

Junio, además de marcar el inicio del verano astronómico, es tradicionalmente un mes de lluvias de estrellas fugaces. Aunque no contiene ninguna de las principales, hasta 22 lluvias diferentes —la mayoría de procedencia desconocida— pueblan sus noches en las que a veces coinciden cuatro máximos. ¡Un hermoso espectáculo para los afortunados poseedores de cielos oscuros!

El festival comienza el 4 de junio con la máxima actividad de las Omega Escórpidas y Escórpidas Sagitáridas. Para contemplar unos 5 meteoros por hora —brillantes, lentos y muy espectaculares—, hay que mirar hacia el sur a la constelación de Escorpión. Merece la pena observar esa zona también el día 15 porque a veces el máximo ha caído en esa fecha. La segunda lluvia está asociada al cometa Mellis de 1915. Puede presentar gran actividad entre los días 5 y 6. Las estrellas fugaces parecerán proceder de la constelación de Sagitario, también mirando al sur y cerca de la anterior lluvia; sus meteoros son también bastante lentos, por lo que se distinguirán de forma más notable. Pueden caer a razón de entre 5 y 15 a la hora.
El día 5, la lluvia de las Chi Escórpidas, nuevamente en la constelación de Escorpión.

¿Cuántos meteoros veré?

Para tener las máximas probabilidades de ver estrellas fugaces hay que planificar la observación teniendo en cuenta que una mayor elevación θ del radiante sobre el horizonte permitirá disfrutar de una porción mayor de la tasa horaria cenital (ZHR), mientras que una mayor porción oculta f del cielo, con F=1/(1-f), o una magnitud límite m observable inferior, tendrán el efecto contrario. Hay que tener en cuenta que la presencia de la Luna reduce la magnitud límite observable.

Podemos considerar la tasa horaria real AHR como una función de todos estos factores, asignando a la constante r el valor 2:


Así por ejemplo, un radiante a 30 grados sobre el horizonte solo permitirá disfrutar de la mitad de la tasa horaria cenital; una ocultación de la mitad del cielo la reducirá de nuevo a la mitad, y una magnitud límite común en zonas suburbanas de 4,5 la reducirá adicionalmente 4 veces.

Es decir, una lluvia de estrellas fugaces con un radiante a 30 grados de altura, en un cielo del que solo podemos observar la mitad y con una magnitud limite de 4,5 solo mostrará en torno al 1/16 de su valor máximo teórico en el cenit.


El día 6, entran en acción las Gamma Sagitáridas, también procedente de la constelación de Sagitario.
El día 7 es el día grande de las lluvias de meteoros en junio, con dos lluvias: las Ariétidas y las Zeta Perséidas. Las Ariétidas es la lluvia más importante de junio, a un ritmo de 66 meteoros por hora con una velocidad moderada de 39 km/s mirando hacia la constelación de Aries. Es una de las lluvias más importantes del año, ya que se llegan a contabilizar entre 50 y 80 meteoros por hora. El mejor instante para verlas, es antes del amanecer que es cuando hace su aparición la constelación de Aries, mirando al NE, que para esa noche aparecerá sobre las 4 de la madrugada. No se sabe con certeza qué objeto es el que provoca la lluvia, aunque los astrónomos están divididos entre el asteroide 1566 Icarus y el cometa 96 P/Machholz. Muy cerca de este radiante pero al sur se localiza el de las Zeta Perseidas, una de las lluvias más importantes de junio. Visible también poco antes del amanecer, esta lluvia produce 20 meteoros a la hora. También se puede hacer visible la noche del 9.
El día 8, otras dos lluvias: las Iota Escórpidas y Líbridas. La primera se repite en la constelación de Escorpión, mientras que la segunda en la constelación de Libra, esta constelación, pegada y al W de Escorpión. Ambas constelaciones se hacen visibles nada más oscurecer.
Las Tau Hercúlidas llegan el 9 de junio. Años atrás esta corriente meteórica ha ofrecido muy buenos resultados ya que se han observado brillantes meteoros procedentes de los restos que ha dejado en el espacio el cometa 73P/Schwassmann-Wachmann. Descubierto el 2 de mayo de 1930, el cometa vuelve por las proximidades del Sol cada 5,36 años, apenas tiene 1,1 km de diámetro el núcleo, aunque es difícil predecir su órbita, ya que el cometa se ha fragmentado en varias ocasiones con sus pasos próximos al Sol y ello lo ha llevado a que sea un cometa muy inestable. El radiante o lugar de dónde parecen proceder los meteoros se sitúa entre las constelaciones de Boyero y Serpiente. Se espera una actividad inusitada de la lluvia en los años 2022 y 2049.
Las Theta Ofiúquidas, con máximo el 10 de junio, producen unos 10 meteoros a la hora radiando de la constelación de Ofiuco, justo al N de Escorpión.
El día 15 otra lluvia que proporciona unos 8 meteoros por hora, son las Líridas de Junio, radiando en las proximidades de la estrellas más brillante del cielo cuando oscurece: Vega, en la constelación de Lira.
Una noche más tarde, la del día 16, se presentan las Aquílidas, en la constelación del Águila.
El día 18, caen las Phi Sagitáridas, con 8 meteoros por hora y radiante en la constelación de Sagitario.
Día 20 de junio aparecen las Ofiúquidas, una lluvia escasa con unos 6 meteoros cada hora hora. Este año, con la luna en Cuarto creciente, será de difícil observación, pero se puede intentar no mirando hacia el radiante, sino a cualquier porción oscura del cielo a unos 30 o 40 grados de distancia, donde los meteoros dejarán un reguero bien visible.
Día 26, las casi desconocidas Córvidas, en la constelación de El Cuervo, al SW al poco de oscurecer. Un reto verlas.
Día 27, cuatro máximos: Tau Cétidas, en la constelación de la Ballena, una de las lluvias más pobres del mes con 4 meteoros a la hora. Escútidas, cuyo radiante se localiza en la pequeña constelación del Escudo, muy difícil de distinguir porque sus estrellas son poco brillantes y se pierden entre las nubes que conforman la Vía Láctea. Solo 2 meteoros por hora. Rho Sagitáridas, nuevamente en la constelación de Sagitario. Boótidas de Junio, con una actividad muy variable, radiando desde Boyero, la constelación dominada por la brillante estrella Arturo, se oculta bajo el horizonte sobre las 5 de la mañana. En 1998 presentó un estallido de actividad, los años posteriores se han podido contar unos 25 meteoros a la hora, y está asociada al cometa 7P/Pons-Winnecke.
Se cierra el mes de junio con tres lluvias muy pobres: día 29, la lluvia de las Beta Táuridas, aunque el radiante se hace visible de día. El Sol se encuentra en la constelación de Gémini, muy cerca de Tauro. Es conveniente observarla antes del amanecer, será el momento más cercano a la explosión posterior del radiante. Phi Ofiúquidas, pobre lluvia con 2 meteoros a la hora, visible en la constelación de Ofiuco. Y por último las Tau Acuáridas, también con 2 meteoros a la hora.



Compilación, Miguel Gilarte Fernández, Asociación astronómica de España.
Edición de fórmula realizada en TeX equation editor.

Viernes, 1 ✦✦✧
Aproximación y conjunción de la Luna y Saturno.

Sábado, 2
M13, el llamado Cúmulo de Hércules, uno de los cúmulos globulares más populares entre los aficionados por su brillo y su abigarrado aspecto, se encuentra hoy en buena posición para su observación en la constelación de Hércules.

Domingo, 3 ✦✧✧
Aproximación y conjunción de la Luna y Marte. M12 en buena posición.

Martes, 5 ✦✦✧
M10 en buena posición.

🌗 Miércoles, 6
Luna en cuarto menguante. M62 en buena posición.

Domingo, 10 ✦✧✧
M92 en buena posición. Lluvia de estrellas de Theta Ofiúquidas.

🌑 Martes, 13
Luna nueva.

🌓 Martes, 20
Luna en cuarto creciente. Lluvia de las Ofiúquidas. M7 en buena posición.

Jueves, 21 ✦✧✧
¡Solsticio de verano a las 12:07 CEST!

Miércoles, 27 ✦✦✧
Saturno en oposición.

🌕 Martes, 28
Luna llena en Sagitario. Conjunción y aproximación de la Luna y Saturno. NGC 6633 en buena posición.

Nada más por ahora. ¡Que disfrutéis del cielo y hasta el mes próximo!

Mapas del cielo

Pulsando en los enlaces podéis abrir una nueva ventana mostrando un mapa detallado del cielo del mes que incluye una lista de objetos destacables. También están disponibles mapas del cielo en este momento generados externamente por diversos servicios.


Si necesiteu més informació, per a compilar aquesta secció em fet servir CalSky; Mobile Observatory; www.heavens-above.com; in-the-sky.org i el programa Stellarium, entre d'altres.
Els caràcters de la lluna ha estat extrets de www.fileformat.info.

Feu els vostres comentaris o suggeriments a info@cosmosmataro.org.

VII Mostra d'Entitats de Mataró

2 de juny 2018, 0:26 publicada per Diego Rodríguez   [ actualitzat el 2 de juny 2018, 0:41 ]

El dissabte, 2 de juny del 2018, i dins del marc de la VII Mostra d'entitats de Mataró, Cosmos serà present a la Plaça Santa Anna de 12:00 a 21:00 hores per donar a conèixer la nostra entitat.

Durant tota la jornada, una vuitantena d'entitats de Mataró provinents d'àmbits diversos (com el cultural, el social, l'esportiu, el sociosanitari...) donaran a conèixer els seus objectius als ciutadans. També mostraran les activitats que realitzen durant l'any i que fan de Mataró una ciutat viva i diversa.

Hi haurà punts informatius, actuacions, exhibicions i tallers per a totes les edats. Durant tot el dia es realitzarà teatre inclusiu, balls de diverses procedències, exhibicions esportives, una desfilada de vestits tradicionals magrebins, a més de jocs i tallers gratuïts per a totes les edats. També es presentarà la nova versió del «Jo sóc com tu», la cançó de les Dissantes de Les Santes, que enguany signen els Mataró Rumba All Stars. A partir de les 18.30 h els membres de la Fundació el Maresme mostraran la nova coreografia per ballar el proper dissabte 21 de juliol a la flashmob.

Veniu a gaudir amb nosaltres

Consulteu el nostre calendari per conèixer properes activitats.

Fitxa d'activitat

VII Mostra d'entitats de Mataró
organitza
Agència de Suport i Servei a les Entitats - Ajuntament de Mataró
amb del suport de
Cosmos, Grup d'Astronomia de Mataró
Plaça de Santa Anna, Mataró
Telèfon: +34 629751771
info@cosmosmataro.org
Dissabte, 2 de juny del 2018 de 12:00 a 21:00 hores

Activitat gratuïta.


1-10 of 274